Ley para la reactivación económica

Noticias

En el primer debate de la Ley de Fomento Productivo el asambleísta Luis Fernando Torres destacó que no habrá incremento de impuestos, aunque llamó la atención sobre la necesidad que los incentivos propuestos sirvan para la reactivación de las economías locales como las de Ambato y Tungurahua.

Dijo que algunos sectores como el de la fabricación de carrocerías del centro del País necesitan incentivos para crecer y precautelar los empleos existentes,por lo que el objetivo de la reactivación no debe ser sólo nacional sino también local, atendiendo las particularidades locales de cada sector.

Con la Ley de Fomento Productivo se le abren nuevas oportunidades al Ecuador especialmente porque se construirá un entorno amigable con las inversiones foráneas y nacionales

La elección colombiana para Ecuador / Esteban Torres Cobo

Noticias

Colombia se la juega hoy en la elección que decidirá si Gustavo Petro o si Iván Duque se convierten en el próximo presidente del país cafetero. Duque tiene mayores probabilidades de lograr el triunfo pero, con lo que está pasando en la mayoría de elecciones de estos años, no se puede asegurar nada con certeza.

Petro tiene serios problemas con la región de Antioquia y sus aledaños, donde se encuentra Medellín y donde el expresidente Álvaro Uribe no ha perdido la fuerza y mantiene el músculo político que cuidó y trabajó toda su vida. Duque tiene problemas en Bogotá y en otras capitales más del país. Allí quedó tercero en la primera vuelta luego de Petro y Fajardo.

Para el Ecuador esta elección tendrá importantes consecuencias. Si gana Petro, por ejemplo, podrían fortalecerse los grupos irregulares que operan entre Colombia y Ecuador. La estela de castrochavismo y su propio pasado exguerillero no lo han dejado paz hasta ahora y sería claro que, al menos en la sicología de esos grupos, se crearía desde un inicio en una mayor permisividad que con un delfín de Uribe. Continuaría su expansión. Pierde Ecuador.

Sin embargo, una victoria de Petro también nos traería buenas noticias si la economía se espanta y las inversiones buscan puertos más seguros -y dolarizados- como el Ecuador. En Colombia no se dio el fenómeno mexicano donde la clase empresarial finalmente se rindió a López Obrador y aceptó su victoria. Ecuador, si se mantiene estable, podría captar ese capital asustado. Ganaríamos.

Una victoria de Duque, por el contrario, reafirmaría a Colombia como el atractivo para invertir en Latinoamérica junto a Chile. Perderíamos esa oportunidad aunque, por supuesto, sabríamos que se podría combatir la inseguridad con más manos.

La seguridad ciudadana es el desafío de Ambato

Noticias

Ante la ola delincuencial en la ciudad y el campo, Ambato tiene como desafío convertirse en un espacio seguro para la vida y el trabajo de sus ciudadanos, manifestó Luis Fernando Torres en el taller de formación del Movimiento Tiempo de Cambio.

Una de las causas de la delincuencia es la presencia de microtraficantes de droga en espacios públicos, además de la libre circulación de ciudadanos con antecedentes penales que están a la expectativa de cometer delitos donde no hay controles ni vigilancia.

Torres dijo que impulsa la reforma al Coip para que se pueda ver el rostro del deliincuente aprehendido en delito flagrante.

Destacó el legislador la vigilancia por cámaras del Ecu 911, pero dijo que se requiere una mayor cobertura

¿Qué leemos en Ecuador? / Esteban Torres Cobo

Noticias

Al ver la última serie en Netflix sobre Bobby Kennedy, hermano del presidente John F. Kennedy y su Fiscal General, queda patente la virtud de dos los hermanos en el manejo de la ‘res publica’ y su exquisita preparación literaria e intelectual. En casi todas las series y libros que los retratan luego de sus trágicas desapariciones, sorprende la fluidez con la que empleaban citas de grandes pensadores griegos y de poetas varios de forma espontánea, adicionalmente a cuando lo hacían en discursos cuidadosamente preparados.

Tenían algo, sin duda. Un aire de sofisticación y de superioridad. ¿Sería quizás por su instrucción en los mejores colegios y universidades? ¿O por una educación en casa muy rigurosa y competitiva a cargo del patriarca Joe? Lo cierto que hubo lectura consciente de por medio, sino no se explica esa notoria naturalidad.

Al terminar el último capítulo de la serie, que por cierto recomiendo de entre ese océano de opciones por ver en Netflix, recordé un estudio que me llegó hace algún tiempo sobre lo que leen los estudiantes de las mejores universidades de los Estados Unidos versus lo que leen los estudiantes de las universidades promedio. Todos en un nivel de pregrado general o ‘collegue’ que dura alrededor de cuatro años y sirve de paso previo a la obtención de títulos especializados.

Y en el artículo se recomendaba que en vez de gastar USD 200.000 o 300.000 dólares en los cuatros años de estudio en universidades de excelencia, se accediera a la lista de libros que allí se leían y estudiaban y se obtuviera un nivel similar de instrucción y preparación. Voy a poner aquí la lista de los diez libros más leídos en esos lugares para que, desde nuestro querido país sudamericano, comparemos si estamos muy lejos de lo que allí se lee o si podemos complementar lo que nos han enseñado.

1. “La República”, de Platón. 2. “Choque de Civilizaciones”, de Huntington. 3. “Los Elementos del Estilo”, de Strunk. 4. “El Leviatán”, de Hobbes. 5. “El Príncipe”, de Maquiavelo. 6. “La Democracia en América”, de Tocqueville. 7. “Teoría de la Justicia”, de Rawls. 8. “Carta desde la Prisión de Birmingham”, de Martin Luther King Jr. 9. “Sobre la Libertad”, de Stuart Mill. Y 10, “La Evolución de la Cooperación”, de Axelrod.

Informe a la Nación / Esteban Torres Cobo

Noticias

El Informe a la Nación del presidente Lenín Moreno dejó un buen sabor entre los que le escucharon. En efecto, el estilo de informar y de tratar este importante evento político cambió frente al de su sucesor. Ya no se vivió esa vergonzosa costumbre de Correa de permitir que sus ministros y vicepresidente interviniesen y que, entre repetición y repetición de lugares vacíos, no dijeran absolutamente nada.

El de hoy fue un informe concreto, sucinto y suficiente. Hablar durante muchas horas leyendo el teleprónter no es virtud de estadistas serios sino de charlatanes con parlante. El de la presidenta de la Asamblea Nacional también fue corto y preciso.

Otro aspecto positivo fue el enfoque del discurso. Correa utilizaba siempre este informe para marcar las grandes líneas de su gobierno, pero sin dejar los ataques bajos e innecesarios a quien le ordenase el hígado.

Siempre sentía la obligación, además, de plegar a la izquierda y rememorar un sitial histórico de progresista que, como ya sabemos, poco se practicaba. Lenín, en cambio, demostró su pragmatismo y no entró en las típicas discusiones ideológicas y en las estériles diatribas históricas. Ya nos hacía falta algo medio sensato luego de tanto tiempo de lo mismo.

Lo mejor fue sin duda el mensaje económico y las propuestas que se plasman en el proyecto de Ley que entregó a la Asamblea para su tratamiento. Se ve que hay un especial deseo de reactivar completamente la economía en el año que se viene. Ya pasó el temporal político y se pueden dar los grandes pasos que necesita el Ecuador. Todo lo que sea para el beneficio de los ecuatorianos tiene que ser apoyado.

Seguridad en las ciudades

Noticias

En el Taller de Capacitación de las juventudes y dirigentes de Tiempo de Cambio, Luis Fernando Torres señaló que la seguridad es un bien ciudadano que debe ser preservado por las entidades públicas locales porque forma parte del capital de una ciudad.

En las ciudades inseguras hay menos inversión y oportunidades de empleo. Por eso el combate a la delincuencia es un objetivo mayor

¿Qué leemos en Ecuador? / Esteban Torres Cobo

Noticias

Al ver la última serie en Netflix sobre Bobby Kennedy, hermano del presidente John F. Kennedy y su Fiscal General, queda patente la virtud de dos los hermanos en el manejo de la ‘res publica’ y su exquisita preparación literaria e intelectual. En casi todas las series y libros que los retratan luego de sus trágicas desapariciones, sorprende la fluidez con la que empleaban citas de grandes pensadores griegos y de poetas varios de forma espontánea, adicionalmente a cuando lo hacían en discursos cuidadosamente preparados.

Tenían algo, sin duda. Un aire de sofisticación y de superioridad. ¿Sería quizás por su instrucción en los mejores colegios y universidades? ¿O por una educación en casa muy rigurosa y competitiva a cargo del patriarca Joe? Lo cierto que hubo lectura consciente de por medio, sino no se explica esa notoria naturalidad.

Al terminar el último capítulo de la serie, que por cierto recomiendo de entre ese océano de opciones por ver en Netflix, recordé un estudio que me llegó hace algún tiempo sobre lo que leen los estudiantes de las mejores universidades de los Estados Unidos versus lo que leen los estudiantes de las universidades promedio. Todos en un nivel de pregrado general o ‘collegue’ que dura alrededor de cuatro años y sirve de paso previo a la obtención de títulos especializados.

Y en el artículo se recomendaba que en vez de gastar USD 200.000 o 300.000 dólares en los cuatros años de estudio en universidades de excelencia, se accediera a la lista de libros que allí se leían y estudiaban y se obtuviera un nivel similar de instrucción y preparación. Voy a poner aquí la lista de los diez libros más leídos en esos lugares para que, desde nuestro querido país sudamericano, comparemos si estamos muy lejos de lo que allí se lee o si podemos complementar lo que nos han enseñado.

1. “La República”, de Platón. 2. “Choque de Civilizaciones”, de Huntington. 3. “Los Elementos del Estilo”, de Strunk. 4. “El Leviatán”, de Hobbes. 5. “El Príncipe”, de Maquiavelo. 6. “La Democracia en América”, de Tocqueville. 7. “Teoría de la Justicia”, de Rawls. 8. “Carta desde la Prisión de Birmingham”, de Martin Luther King Jr. 9. “Sobre la Libertad”, de Stuart Mill. Y 10, “La Evolución de la Cooperación”, de Axelrod.

Indignación y preocupación / Esteban Torres Cobo

Noticias

No es fácil digerir lo sucedido hace algunos días en nuestra ciudad. Y no es fácil porque vimos todos aquellas repugnantes imágenes y porque reconocemos el lugar donde sucedió. Porque pasamos por ahí con alguna frecuencia. Porque nuestras familias transitan también por ahí.

No es fácil porque vimos el rostro del taxista ambateño vilmente apuñalado. Porque lo reconocemos como uno de los tantos trabajadores que día a día salen a ganarse un sustento. Porque es uno de los miles de taxistas que circulan por las calles de Ambato y porque, hasta en una perspectiva más profunda, nos reconocemos nosotros mismos en su vulnerabilidad.

¿Cuántos delincuentes más estarán entre nosotros, aquí en Ambato? Personas dañadas, elementos a los que quisiéramos eliminar de la sociedad súbitamente y no permitirles ni el beneficio del calabozo permanente.

¿Qué hacer frente a tanta indignación? ¿Frente a tanto asco de una acción tal vil que no logramos comprender? ¿Qué podemos hacer como Estado, como comunidad local o como individuos para evitar que algo así pase nuevamente?

¿Qué hubiera pasado si el delincuente -que intentó escaparse por las riberas del rio Ambato, donde también transitan muchos ambateños cada día- no hubiera sido aprehendido e identificado?

Debemos procesar, con el tiempo, lo que ha sucedido. Y debemos, como comunidad, pensar en soluciones. Lo que ha pasado no debe volver a suceder.

Problemas con la Ley de Reactivación

Noticias

Luego de que el asambleísta Kronfle, de LA6, fue el único en abstenerse de aprobar el informe de la Ley de Reactivación en la Comisión Legislativa de lo Económico, Luis Fernando Torres expreso que la Ley tiene tantos errores que resulta difícil aprobarla.
Además no es una ley para reactivar sino para recaudar de los bolsillos de las empresas, los negocios y los ciudadanos.
Mientras se considere que el dirigismo y la recaudación tributaria son los caminos para salir del estancamiento, la economía no tendrá el oxígeno para recuperarse. Torres anunció que votará en contra de aumentar impuestos.