principios

Declaración de principios

Los promotores del Movimiento “Tiempo de Cambio” de la Provincia de Tungurahua, al amparo de la Constitución, del Código de la Democracia y de la Legislación electoral ecuatoriana, expresamos nuestro compromiso con lo siguiente:

I. Los principios del Estado Constitucional de derechos y justicia establecidos en la Constitución.

II. El pluralismo político y democrático; la democracia abierta, deliberativa y competitiva; el humanismo,  y el más amplio respeto a las libertades individuales y ciudadanas.

III. El desarrollo sostenible de la Provincia de Tungurahua y de cada uno de sus cantones, en especial, del Cantón Ambato, Capital de la Provincia.

Sobre la base de los principios señalados manifestamos nuestra firme adhesión a todos aquellos principios que contribuyan a garantizar, en la Provincia y en sus cantones,la tolerancia política, la alternabilidad en el ejercicio de los cargos seccionales de elección popular, la incorporación de  nuevas generaciones de ciudadanos en el quehacer democrático local,  la equidad social y ciudadana, la igualdad de oportunidades, la libertad de emprendimientos productivos, el uso racional del suelo y del territorio, la excelencia en la educación, la defensa del medio ambiente, la reducción de la contaminación, el respeto a la propiedad privada, el establecimiento de tributos equitativos y no confiscatorios, el buen uso de los recursos públicos, el crecimiento de la economía local, mayores niveles de inversión privada, la incorporación de sistemas y  tecnologías que faciliten la movilidad humana y mejoren el tránsito, así como altos parámetros de seguridad jurídica y de seguridad ciudadana.

En definitiva, con base en lo expuesto, procuraremos que la acción política del Movimiento “Tiempo de Cambio” sirva para incorporar al mayor número de  actores en un debate positivo sobre los desafíos de Tungurahua y sus cantones, con la finalidad de aportar a la construcción de un proyecto de desarrollo seccional que ofrezca a los ciudadanos espacios de libertad para que progresen, ellos y sus familias,  en condiciones de vida dignas.